Cómo exponer y que se rentable

 

 

Revista Digital LNH

En el número 9 de la Revista Digital LNH,

dirigida por Javier Alonso Torre, publiqué el siguiente artículo en relación con mi exposición fotográfica “Parque Sobrenatural Cabo de Gata XXV Aniversario”.

A continuación el artículo original y algunas de las fotografías que se publicaron en el.

Deseo que les resulte de interés…

 

 

“Cómo exponer y que sea rentable”

Nunca imaginé que el Cabo de Gata (en la provincia de Almería) me daría tanto con el tiempo.

Nunca pensé que podría ser fuente inimaginable de creatividad y superación, pero ahora, 5 años después de llegar a este precioso rincón del mundo puedo decir que es así, y después de la exposición realizada este verano, puedo decir que me siento realizado y que he cumplido gran parte de mis sueños.

Así que el motivo de este artículo es incitaros a exponer vuestros trabajos y a sacarle rentabilidad a vuestras obras, todo con amor, pues esta es la especia clave de la receta en toda actividad en la que pretendamos salir victoriosos.

Poco después de llegar al Cabo de Gata, conocí al delegado de Medio Ambiente, el cual me presentó al director del Parque, etc… y así llegamos a un acuerdo verbal en el que publicarían un libro con mi trabajo; gracias a este empuje empecé también con fotografía submarina, para que el reportaje fuera más completo, pues no podían faltar los fondos submarinos y su fauna, así como fotografía de aves, fauna terrestre, flora, paisajes, y cómo no, la magia del Cabo y la interrelación del hombre con la Naturaleza.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El libro, que debía haberse publicado para este año 2012, con motivo del XXV Aniversario del Cabo de Gata como Parque Natural, no ha tenido lugar debido a la situación de la Junta de Andalucía, pero a cambio, el P.N. ha subvencionado (a través de los Geoparques) la exposición, que consta de 50 fotografías laminadas en mate y montadas al aire, en forex de 1 cm como soporte y con bastidor de aluminio, en tamaños que rondan los 40×60 cm. También hay 2 panorámicas.

 

 

La selección de las fotografías fue ardua y finalmente seleccioné 48 imágenes del Cabo y 2 extras por su valor conceptual y artístico. Confeccioné un catálogo al estilo de la parte trasera de muchos libros de Galen Rowell, con una cariñosa presentación y con cada imagen de la exposición ordenadas, en pequeñito y en blanco y negro, con una descripción de la imagen y los datos técnicos de cada fotografía. Las descripciones eran muy distintas unas de otras, a veces expresando sentimientos y a veces explicando el lugar o alguna curiosidad digna de mencionar en cada obra.

Era la primera vez que iba a hacer yo mismo de “azafato de exposiciones”, pues en las más de 10 exposiciones que he realizado en solitario hasta la fecha, esta ha sido la única en la que no se contrataba una persona que atendiera la exposición, por tratarse de una entidad privada y no pública. Esta entidad se llama Ecoalmería, que también gestionaba el Punto de Información de Rodalquilar, en pleno corazón del P.N. Cabo de Gata, lo que también hizo que mucha gente pasara por la exposición. Desde aquí, mi agradecimiento al equipo de Ecoalmería.

No es fácil atender una exposición si trabajas o está lejos de casa, pero no trabajaba como ya es costumbre en mi y me pillaba más o menos cerca, así que fui el primer día, no muy convencido pensando que quizá no asistiría público, y pensé… ¡si vendo una sola fotografía hoy, vendré todos los días! La cuestión es que vendí una fotografía, y al día siguiente estaba allí, mañanas y tardes, recibiendo a cada persona, explicando el motivo de la exposición y entregando el catálogo en mano para que fueran viajando por mi vida en el Cabo de Gata, a través de mis visiones y mis textos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

A parte de las obras de la exposición, tenía una surtida colección para venta, pues las obras colgadas no bajaban de 200 €. Encargué unas 300 copias en 20×30 cm, las cuales decidí vender entre 12 y 18 €, también tenía otra carpeta con tamaño 30×45 cm, estas las vendí entre 30 y 50 €, luego otro lote de fotografías a 30×45 cm montadas en passepartout (70 €), y finalmente algunos passepartout con marco (100-120 €), también postales y una libreta donde la gente iba escribiendo sus impresiones sobre la exposición y apuntándo sus encargos.

Como he dicho, hice un pedido de 300 fotografías (con más variedad de las expuestas) a 20×30 cm para poder ofrecer al público precios interesantes, y había continuamente 4 carpetas que los asistentes miraban sin parar. Este fue sin duda el gran acierto en ventas de la exposición pues hubo momentos en los que no paraba de firmar fotografías. En total, en los 15 días que duró la exposición, vendí cerca de 150 fotografías a 20×30, fotos que iba firmando y dedicando conforme se las llevaban, a parte de vender unas cuantas a 30×45 cm, otras montadas en passepartout y tan solo una de las grandes de la exposición. Por otras exposiciones también puedo decir que los imanes para nevera también tienen buena aceptación pero son más caros y difíciles de conseguir.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En cuanto a los costes, la unidad de 20×30 cm costaba alrededor de 0,50 €, y los sobres destinados a meter todas las obras vendidas, después de buscar y valorar precios, resultó que lo más económico era comprar un paquete de 100 sobres de 30×45 cm destinados a meter radiografías, y así tenía para los dos tamaños.

Otras de las especias de mi exposición fueron… música tranquila como el Jazz, o músicas espirituales seleccionadas por mi, inciensos y palo santo ardiendo casi continuamente, y como no, mi presencia en todo momento, pues esta, creo que es la mejor baza en cualquier exposición, pues nadie va a vender vuestro trabajo como vosotros mismos. Otra cosa que no debemos pasar por alto al seleccionar las imágenes, es que la mayoría del público no entiende de técnicas sino de resultados…

¡Es el amor el que llega al corazón de la gente y no un histograma (o equilibrio de luces) perfecto!.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Esta es mi manera de mirar; La gran mayoría de las personas sabe apreciar cuando hay amor detrás de un texto o una imagen, algo que te llega porque ya forma parte de ti…

Mi opinión es que una colección de buenos paisajes o lugares impresionantes, bien encuadrados y súper bien editados no son suficiente estímulo, quizá si para la vista, o para un ojo fotográfico entrenado, pero no para lo que mueve el mundo, el amor. La gran mayoría de la gente no sabe lo que es un histograma, pero si una fotografía transmite y llega al público, es suficiente, con eso, ya has ganado y puedes estar satisfecho. Otro punto y aparte son los fotógrafos que visitan tu exposición, que por lo general suelen ser más exigentes, y aunque sean novatos será mucho más complicado que compren una de tus obras, pero si aún así lo hacen, esto quiere decir algo, que valoran tu trabajo y que merece la pena gastar en el.

Personalmente, y aunque ya he tenido experiencias muy positivas como en mis primeras exposiciones de “carrete”, o en la misma exposición “Manuma´s Cabo de Gata” del año pasado, este año ha sido memorable, por las ventas, por la cantidad de gente que vino a verla, por las personas que ya conocían mi trabajo de internet y vinieron a conocerme en persona y por unas vibraciones tan positivas… que puedo sentirme realizado. Quizá en otro artículo cuente algo sobre las realizaciones…

¡Espero de corazón que esta información les haya sido útil, muchas gracias!

 

 

 

 

 

 

 

Notas añadidas al artículo:

La exposición se estuvo mostrando durante 5 años seguidos en el mes de Agosto.
El primer año (la inauguración) fue en el 2011 en las instalaciones del Parque Natural Cabo de Gata, en su Sala de Exposiciones; Y los 4 años siguientes estuvo expuesta hasta el año 2015, que fue el último, en el punto de información de Rodalquilar.
En los dos últimos años añadí los imanes de nevera al “merchandasing” de la exposición, con una acogida muy buena por parte del público asistente. Puedes verlos en la sección “Tienda”.

Pitas Cabo de Gata Manuma

Theme developed by TouchSize - Premium WordPress Themes and Websites